Uno de los espacios de la casa en los que más tiempo pasamos es en la cocina. Un departamento en el que más esencial resulta contar con espacios optimizados y que pueden convertirse en una pesadilla cuando no son capaces de ofrecer aquello que se espera de ellos. De ahí que sea el espacio más reformado por los españoles.

Si estás pensando en llevar a cabo una reforma integral de tu cocina, seguro que agradecerás los consejos más repetidos por los principales reformistas de cocinas en busca de la reforma perfecta:

Comodidad ante todo

Al diseñar la nueva cocina se tiene que tener muy presente la importancia de desplazarse y trabajar con comodidad en un espacio que debe facilitar los movimientos entre las tres zonas de uso habituales de una cocina: la de preparación, la de cocinado y la de almacenaje. Algo que un buen reformista puede garantizar, independientemente del espacio del que se disponga.

Organiza la reforma cuando mejor te venga

Una reforma integral de una cocina suele extenderse durante semana y media o dos semanas. Es imprescindible contratar los servicios de una empresa de calidad que garantice que se cumple aquello acordado en tiempo y forma.

Invierte pensando en no tener que volver a reformar más

La renovación de las instalaciones puede suponer un 20% del presupuesto total. Esta inversión se antoja capital si no queremos ir reparando los daños producidos por una mala instalación a lo largo del tiempo, con lo que eso supone para nuestras arcas. Si te vas a embarcar en una reforma integral de cocina, asegúrate de que no necesitarás tener que retocar nada a corto y medio plazo.

Busca la máxima luminosidad a tu cocina

En un lugar de trabajo como lo es la cocina es imprescindible contar con luminosidad suficiente. Escoge dónde quieres las tomas de corriente y los puntos de luz para que los albañiles las creen ocultándolas en falsos techos o revestimientos escondidos, para iluminar aquellos puntos en los que no lo hace la luz natural.

Los materiales

En los últimos años han sido muchos los que han optado por pinturas y papel pintado para decorar su cocina. Sin embargo, no es aconsejable recurrir a ellas en las zonas de trabajo y cocinado, si queremos evitar estropearlas con manchas. Para la encimera y las zonas de grifos es importante contar con materiales anti-manchas y de fácil limpieza como la cerámica, el cristal, la piedra o el acero.

Los accesorios

Es capital invertir en un buen mobiliario interior que no invada espacios y que aproveche al máximo las esquinas de nuestra cocina. Aunque son ideales para almacenar, los armarios de techo alto no son la mejor opción para cocinas de planta estrecha. Sí para las de planta ancha. Sea como fuere, todo lo que vamos a usar diariamente debe quedar a mano y cómodo.

Zona de fuegos

Es imprescindible colocarla alejada de una apertura al exterior, así como que quede aislada de corrientes de aire, máxime en cocinas que cuentan con una instalación de llama. Por otro lado, tampoco deberíamos colocarla pegada al comedor cuando optamos por una cocina abierta. Si no tenemos claro cuál es la mejor zona, lo mejor es consultar con el jefe de obra y ver cuáles son las opciones con las que contamos.

 

This post is also available in: Catalán

Call Now Button
WhatsApp chat